Una columna injusta contra Iñaki Gabilondo

Ante la nauseabunda e injusta columna que Hermann Tersch le dedicó ayer a Iñaki Gabilondo para defender a Aznar desde ABC, solo puedo decir que desacredita a quien la escribe y le aleja de la profesión, o si así la entiende él nos iremos unos cuantos para que su autor y los que escriben, hablan y piensan igual naden a gusto en su fango, porque no nos reconocemos ni en la misma actividad, ni en el mismo país. Desde luego yo me borro.

Con el tiempo uno se alegra de haber conocido y trabajado con unos y de no haber coincidido con otros ni en el ascensor. Yo puedo decir que para mi ha sido un orgullo haber trabajado cerca de Iñaki casi toda mi vida profesional, y lamento no haberlo hecho mas estrechamente con él. Llevo como bandera todo lo que he aprendido a su lado y cada día estoy mas convencido de lo necesitados que estamos en este país y en la profesión de gigantes como Iñaki Gabilondo. 

Unos crean escuela y otros parece que ni han ido a ella y, desde luego, ni han aprendido nada de la vida, la sociedad, la convivencia y la solidaridad.

Entradas populares de este blog

El hermoso ruido de las cálidas noches de Agosto de Neil Diamond

Nunca... (28) La muerte de Cecilia, amiga

Los primeros 25 años de M80 Radio