Reflexiones insensatas para el 1º de Mayo

Que lejos quedan los tiempos de las representaciones sindicales del 1º de Mayo en el Bernabeu en los años del frnaquismo; la época del "fútbol y toros" de aquellos tiempos del sindicato vertical o "verticato" como bautizaron algunos. Quedan mas lejos los tiempos de la revolución industrial y mas aún el origen del movimiento sindical luchando contra las injusticias opresoras del capital, pero lo que no solo está lejos si no cada día está mas cruelmente presente es el liberalismo salvaje que nos ha invadido, dominado y -finalmente- adormecido, ¿o aún no?.

No seré yo quien analice ahora y aqui el papel de los sindicatos, pero en un día como hoy hay que pensar tranquilamente si el papel que están desempeñando actualmente es el adecuado. Creo que no están sabiendo afrontar los nuevos tiempos y la crisis actual, lo mismo que les sucede a los representantes políticos, como reconoció Rodríguez Zapatero recientemente en la entrevista de Youtube sobre la caida financiera del 12 de octubre de 2008 viendo con sus compañeros de gobierno europeo como se desmoronaba el mundo económico ante sus ojos sin saber que hacer. Se muestran poco belicosos con los poderes, principalmente financieros, auténticos responsables de la situación actual. No estoy planteando aqui un levantamiento social, no, pero de ahí a la aparente calma con que se manifiestan hay un terreno para trabajar.

¿Es soportable que este país tenga cinco millones de parados, mas del 20% de su población activa en casa y que parezca que tengan que resignarse con las ayudas estatales? ¿Es decente que la banca -asistida- presente resultados espectaculares sin que se reparta la riqueza? ¿Se puede entender que grandes empresas anuncien a bombo y platillo que se van a desprender de miles de trabajadores? ¿Es tolerable el espectáculo de consumismo que se ofrece al trabajador...? ¿Y mientras que hacen los sindicatos, que hace el mundo del trabajo? ¿Advertir, mostrar su desacuerdo, lamentarse de que no les hicieron caso, solo ellos tienen la razón...?

Si realmente sobra tanta mano de obra porque las técnicas de trabajo actual hacen innecesario tanto personal en las empresas habrá que estimular diferentes actividades en otros campos, facilitar la vida empresarial de los autónomos, de las cooperativas y derrochar imaginación. Habrá que desarrollar planes para preparar de forma adecuada para en las nuevas tecnologías a los trabajadores que se quedan en el paro y facilitar la carrera profesional a los que tienen un empleo. e supone que se trata de eso en los departamentos de Recursos Humanos, precisamente están para eso, para saber "utilizar" de forma adecuada los "recursos" y conseguir un mayor rendimiento y beneficios, no solo para llamar a los empleados darles las carta de despido, negarles lo que pinden o plantear "Eres".

¿Cómo es posible que paises de nuestro entorno creen empleo y aqui se siga destruyendo? Está claro que no solo falla la estrategía gubernamental y sindical, también lo hace la empresarial, fundamentalmente, que no hace mas que pedir ayudas, que se le dan, pero que no ofrece resultados.

Se que los tiempos son duros y difíciles, pero ante los retos del presente e inmediato futuro hay que poner imaginación en todas las áreas sindicales, empresariales, gubernamentales y estimular la creatividad individual apoyando las nuevas ideas de la gente innovadora y emprendedora. Hay que estimular al parado, pero lo que no se puede hacer es ir mirando como crece y crece cada día el número de desempleados como una estadística mas. Esa estadística está compuesta por seres humanos, cada uno de ellos con mombres y apellidos que viven un drama personal y familiar. Y mientras que hacen los representantes políticos de este país, al margen de dar el espectáculo en el parlamento o en sus respectivos mítines para fieles con el consabido "Pues anda que tu" y el "y tu mas"?

En los años de la Perestroika le preguntaron a Gorbachov por qué tenía tantos asesores económicos trabajabando con él, a lo que el líder de la extinta Unión Soviética respondió que entre todos ellos se encontraba el que tenía la solución, su problema era que no sabía cuál de ellos era el que la tenía. Va siendo hora de escuchar realmente a todos, que todos cedan y apoyen porque el problema, señores de la oposición, sindicatos y empresarios, no es solo del gobierno, el problema es de los ciudadanos y tienen que plantearse que la decencia sindical, política, empresarial y democrática no se merecen ni un solo parado mas y empezar a trabajar para ir reduciendo esa escándalosa cantidad entre todos.

Entradas populares de este blog

El hermoso ruido de las cálidas noches de Agosto de Neil Diamond

Nunca... (28) La muerte de Cecilia, amiga

Los primeros 25 años de M80 Radio