1-1; Barça y Madrid empatan, la Uefa gana

El Barça jugará la final en Wembley

El F. C. Barcelona se ha clasificado para jugar la final de la Copa de Europa, que se disputará en el Estadio de Wembley el próximo 28 de Mayo, al empatar a uno con el Real Madrid tras el encuentro disputado esta noche en el Nou Camp por un global de 3-1 sumando el 0-2 del encuentro de ida en el Bernabeu. Hasta ahí el dato objetivo. La valoración viene tras la hábil actuación de Frank de Blecckere, en la que, para ahondar en las sospechas de Mourinho sobre la Uefa, ha anulando un gol legal de Higuaín al comienzo de la segunda parte cuando el marcador señalaba empate a cero.

En el titular queda dicho todo. Tras un primer tiempo en el que el Madrid apretó al Barça el comienzo el equipo azulgrana se recuperó y superó a los blancos creando tres ocasiones que desbarató Casillas.

La clave: gol legal de Higuaín anulado
El segundo tiempo arrancó con un Madrid que forzó la maquina e Higuaín marcó un gran gol que anuló el arbitro porque Cristiano se "cayó" tras ser empujado por Piqué arrastrando a Mascherano. El linier siguió la jugada, el arbitró concedió ley de la ventaja a Ronaldo y cuando este, al rodar por el suelo tras el empujón, arroyó con la espalda a Mascherano canceló la "ventaja" para castigar con falta en contra del Real. A partir de ahí el Madrid notó la injusticia en este segundo encuentro y el Barçá lo aprovechó para marcar por obra de Pedro que batió a Casillas por su izquierda.

Tras unos minutos de imprecisiones el Madrid expusó y Marcelo marcó tras estallar un balón Di María en un poste, y el árbitro ya no pudo anular. El empate sería inamovible con un arbitraje muy del gusto del örganizador" y la línea de los interes que perjudicaban al equipo de Mourinho. El resto fue un rosario de falta pitadas siempre en el mismo sentido que provocó que en mas de una ocasión Casillas se marcara el rostro ante las cámaras de televisión.

Al final del encuentro las valoraciones madridistas; Valdano, Karanka, Xabi Alonso y Casillas resaltaban que tras el desequilibrio que produjeron las decisiones arbitrales de ambos partidos evitaron que la reacción del Madrid tuviera recompensa. Preguntados por el fútbol de ambos equipos todos destacaban el mérito de las bazas de cada conjunto, pero resaltando la labor arbitral que frustraba cualquier posibilidad de sacar algún resultado positivo del lado blanco.

Al final no hicieron falta aspersores ni cochinillos; lo primero porque ya llovió bastante antes y durante el partido, y lo segundo no fue necesario: el guión seguía lo establecido por lo que el público fue correcto y deportivo apoyando y animando a los suyos pitando al Madrid y "dejándo" que, a instancias de Casillas, pudieran agradecer a los seguidores blancos que se habían desplazado a Barceloma su apoyo

Guardiola no quiso referirise a los arbitros porque ya no servía de nada y el trabajo se había terminado y pidió que le dejaran disfrutar de ese momento, Wembley espera. Como dice hoy Alfredo Relaño en el As, "Tranquilo Mourinho, no es personal".

Por parte del Barça ahora hay que pensar en ganar la liga y en la final de la Champions, por parte del Madrid, aparte de la frustración por el trato arbitral recibido, hay motivos para sentirse satisfechos por el conjunto que se está formando y el fútbol que -por destellos- ha ido mostrando a lo largo de la temporada. Estamos ante un equipo muy joven en formación que va a llegar muy lejos. Las tablas en resultados de los cuatro enfrentamientos han mostrado que estamos ante dos grandes equipos con grandes jugadores que cuando se ponen a jugar son inigualables y han hecho ver que a pesar de la rivalidad saben ser deportistas y nobles.

Enhorabuena Real, porque sigues mostrando un gran camino de futuro y has hecho honor al escudo y la camiseta que lleváis; felicidades Barça por llegar a la final. Hay que reconocer que siempre gana el "organizador", la Uefa, a diferencia de los equipos, ni pierde ni empata, siempre gana.

Y mañana Manchester United y Schalke 04 se enfrentan por el otro puesto en la final, suerte a ambos y mi solidaridad con el que llegue a Londres el 28 de Mayo. Le espera una misión imposible, según Mourinho, ¿o hay que creer en los milagros?


Entradas populares de este blog

El hermoso ruido de las cálidas noches de Agosto de Neil Diamond

Nunca... (28) La muerte de Cecilia, amiga

Los primeros 25 años de M80 Radio