El giro


El próximo fin de semana finaliza la liga 2010-11 de fútbol, llegan los “Play off” de baloncesto y aparecerán las serpientes de verano sobre fichajes, altas y bajas, llegarán las vacaciones, el Open Championship -mas conocido como el Open Británico de Golf-; Rafa Nadal tendrá que volver a enfrentarse Djokovic en Roland Garros y en Wimbledon, Contador tendrá que esperar la decisión final sobre su futuro inmediato y Alonso seguirá peleándose en Ferrari con los Red Bull, mientras los chicos de las motos seguirán dándonos alegrías.

Ese es el futuro deportivo inmediato que nos aguarda en lo deportivo, pero antes de todo ello, también el próximo fin de semana estamos convocados a las urnas para elegir a los representantes de los parlamentos autonómicos, excepto el catalán, vasco, andaluz y gallego, y los concejales de nuestros municipios. Debo decir que no me gusta el panorama que se nos presenta, pero también es cierto que –creo- estamos ante un punto de inflexión.

No estoy hablando de los resultados que anuncian las encuestas, me refiero a la posibilidad que se nos empieza a ofrecer para dar un giro –no hablo de cambio para evitar confusiones- a la situación actual. Si las revoluciones empiezan por abajo y las producimos los ciudadanos, es el momento de utilizar el arma mas fuerte que nos ofrece la democracia, el voto.

Los nuevos retos a los que nos enfrentamos exigen gentes, agrupaciones y movimientos ciudadanos comprometidos con la naturaleza, el medio ambiente, el trabajo, mas solidaridad… Hay que darle un lavado de cara total al sistema. Ya sabemos lo que son capaces de hacer los partidos que conocemos por lo que va llegando el momento de darles la espalda y colaborar con los movimientos que van surgiendo para trabajar por un mundo nuevo, mejor y diferente.

Creo en la democracia, en la participación ciudadana y en el individuo, en la vida pública, pero no en estos partidos; creo en el parlamento, pero no en estos parlamentarios. Ya estoy harto de ver como se arrojan los mismos discursos unos a otros día tras día, semana tras semana, con una falta total de sintonía con los ciudadanos, de los que se acuerdan cada cuatro años para pedirnos el votos o para responder a sus encuestas.

Yo creo en el hombre y la mujer, creo en los valores del individuo y en un mundo nuevo mas justo y solidario, y los “clásicos” ya no sirven. Es el momento de empezar a dar un giro a nuestro destino, y tenemos la primera oportunidad el próximo fin de semana. El siglo XXI necesita nuevas herramientas, estilos y organizaciones diferentes; si el XVIII y el XIX fueron los siglos de la revolución industrial y el derecho de los trabajadores, el siglo XXI con las nuevas tecnologías y posibilidades, debe ser el siglo del Hombre al servicio de su Planeta, que tanto le ha dado y tan cruelmente ha maltratado.

Se nos presenta la primera oportunidad de varias que van a ir surgiendo, seamos idealistas y votemos por aquello que sea nuevo; no es una utopía y el planeta, y nosotros, nos lo merecemos. Ese giro es posible y está en la mano de cada uno.

Entradas populares de este blog

El hermoso ruido de las cálidas noches de Agosto de Neil Diamond

Nunca... (28) La muerte de Cecilia, amiga

Los primeros 25 años de M80 Radio