Miguel Gallardo, un músico excepcional

Hoy quiero recordar contigo la conversación que mantuve con Miguel Gallardo, un artista excepcional y sorprendente. A pesar de la extraordinaria calidad de su música se ha hablado poco de el pero se trata de un músico que deslumbró con su primera obra de tal forma que EMI, su compañía discográfica decidió que su primer álbum llevara el sello de elite de la marca, Harvest reservada únicamente a gente como Pink Floyd. Es más aquél LP titulado Autorretrato” se publico en SQ (“Sonido Quadrafónico”), una auténtica novedad técnica. El disco arrancaba con un tema titulado “Partirás”, una canción concepto en la que un sueño tomaba forma musical con todo tipo de arreglos e instrumentación. Corría el año de 1975. 


Miguel había nacido en Granada el 29 de septiembre de 1950, apenas seis días antes que yo, quizás por ello entre nosotros siempre hubo una amistad y complicidad como podrás comprobar a lo largo de la entrevista que mantuvimos en Ser Guadalajara en 1984. Con apenas ocho años la familia se trasladó a Barcelona y allí realizó sus estudios de bachillerato, solfeo, piano y guitarra. Haciendo incursiones a finales de los 60 en diferentes grupos. Desgraciadamente un cáncer nos dejó sin su música recién cumplidos los 55 años, el 11 de noviembre de 2005.


Cuando en 1984 publica “Tu amante o tu enemigo” yo llevo casi dos años en Guadalajara y allí nos encontramos para charlar y compartir tertulia en una comida con larga sobremesa porque Miguel además de un gran músico, era un hombre inquieto, con un gran ambición cultural y apasionado lector. Entonces estaba casado con la actriz Pilar Velázquez y tenían un hijo, Alejandro nacido en 1981.


A partir de ese disco su carrera se desarrolló principalmente en América con actuaciones en el Festival de Viña del Mar en 1985 en Chile, el Madison Square Garden de Nueva York y en Teatro Griego de Los Ángeles,... Fue nominado a los Premios Grammy en 1990 y recibió el Premio de la ACE (Asociación de Críticos del Espectáculo) de Nueva York como el mejor cantante latino. Su último disco sería 1+1=3. A mediados de los ‘90 montó  Veramusic, su propia productora y editorial y en 1999 recibió el disco de diamante por las ventas de su catálogo con artistas como Sergio Delma, Azúcar Moreno, Ana Torroja, Ana Belén, Betty Misiego o David Bustamante.


 

***


Mas sobre los orígenes del Estudio 8 y “la FM”: (Continuación)


Aquella puerta doble de madera que se encontraba a la derecha nada mas entrar en la segunda planta daba a la redacción de El Gran Musical. Al final de un mostrador en forma de “L” se encontraban los primeros despachos de Rafael Revert y Tomás Martín Blanco que inmediatamente después ocuparía el jefe de emisiones, Arturo de la Vega cuando a Tomás le ascendieron a director de programas lo que le obligó a subir a la 9ª planta. En la redacción se encontraban Maruchi Arenaz, María Jesús Prieto y Mariví Fernández-Palacios. 


Cuando llegué al estudio 8, el equipo del periódico lo formaban además de Revert y Martín Blanco, Nacho Artime, Joaquín Luqui, Julián Ruiz, Pepe Fernández y Pepe Asensi al que poco después sustituiría Carlos B. Pérez-Diaz (Diseño), pero por allí habían pasado José Mª Iñigo, Alfonso Eduardo, Mariano de la Banda, Mariví Fernández-Palacios, Miguel de los Santos. La dirección de la publicación estaba a cargo de Basilio Gassent. A la izquierda de la “L” del mostrador se accedía a los estudios de la programación convencional, entonces denominada “la Onda Media” de la que eran dueños la pareja Joaquín Prat y Carmen Pérez de Lama por las mañanas, las radionovelas por la tarde y la Hora 25 de Martín Ferrand y José Mª García por las noches. 


A la derecha de la doble puerta de madera se accedía a los aseos que tenían su propia historia, pero esa únicamente la podían contar unas paredes que ya no existen…


Te seguiré contando cosillas de aquella redacción y del Estudio 8, porque allí empezó todo…


Comentarios