Michael Bublé y sus influencias

Podríamos considerar esta entrega de Estudio 8 como un extra de verano fuera de calendario, horarios y compromisos, mientras seguimos preparando y analizando lo que podría ser la próxima temporada del podcast, pero como dije en el último episodio iremos apareciendo por aquí con alguna cosilla para seguir estando en contacto. Pero siempre con la música y la radio transitando por surcos y ondas para llevarlas al ciberespacio a través de estos podcasts. 


Hace unos días Luis Merino me recomendaba muy especialmente el álbum Rock Swings de Paúl Anka. Como sus recomendaciones siempre aciertan me puse a disfrutar de la voz y estilo del canadiense nacido en Ottawa el 30 de julio de 1941. Al margen de su aportación al pop bien podríamos decir que Paul Anka es el puente de enlace, junto a Tony Bennet entre Frank Sinatra y Michael Bublé. Y aquí entra la razón de ser de este podcast. Esta pasada primavera el canadiense de Burnaby (Columbia Británica) publicaba el que él y la mayoría de la industria considera su mejor disco Higher tras Nobody but me y Love, dos discos que se publicaban tras el drama familiar que padecieron por la enfermedad de Noah, su primer hijo que le hizo suspender temporalmente su carrera, y de hecho los títulos de los tres discos hacen referencia a tal situación.

Como escribí en noviembre de 2010 cuando alguien me atrapa, me conquista -antes me costaba ser imparcial- dejas de ser objetivo y con Michael Bublé he vivido con él, su música y proyección bellos e intensos momentos en diferentes etapas de mi vida profesional y personal. Y sobre ello va ésta entrega. El 31 de enero de 2005 visitó el Hoy por hoy de la Ser que entonces dirigía y realizaba Iñaki Gabilondo con motivo de una visita promocional para preparar sus dos primeros conciertos en Barcelona y Madrid a celebrar en otoño de ese mismo año. Nada mas entrar en el estudio acompañado por Alan Chang, su amigo, pianista y director de la banda musical que le acompaña se ganó al personal de la radio, la redacción del programa y al propio Gabilondo…


Cinco años después de aquellos conciertos de Barcelona y Madrid de 12 y 13 de diciembre de 2005 regresó. En el caso de Madrid el concierto fue en el Palacio de los Deportes el 31 de octubre. El concierto de 2010 no se perdía en adornos superfluos. Terminó demostrando sus asombrosas facultades con “A song for you” finalizando la canción “a capella” y sin micro ante la entrega total del auditorio.

Y como todo lo grande en ocasiones se produce un milagro. La presencia de Bublé volvió a tomar cuerpo en forma de entrevista tras el lanzamiento del libro Testigo de radio, pero oh casualidad cuando sonó el teléfono hace poco mas de un año para una entrevista en el programa de la Cope La noche de Adolfo Arjona no era para hablar del libro si no de los conciertos de Michael Bublé de 2005. No hubo tiempo para mucho mas, ni recordar mi primera aproximación al mundo de la creación musical junto a Chema Purón, con la canción que surgió de aquella experiencia, pero los seguidores del blog ya la conocéisPero el impacto personal de Bublé no terminaría en 2005. Volvimos a reencontrarnos en 2010, y también en esta ocasión lo hacía en otro momento importante que daría lugar a una nueva creación musical. 



Hasta aquí este momento relajado de verano que me ha traído unos recuerdos inolvidables de la mano de Paul Anka, y su Rock Swings. Mientras la carrera de Bublé ha seguido creciendo hasta crear la joya de Higher mencionada al principio. En cualquier caso el canadiense no es un intérprete demasiado prolífico, en 20 años ha publicado nueve álbumes de estudio y tres en directo. Su ausencia durante la enfermedad de su hijo Noah fue otro de los motivos, aunque siempre entregado a causas benéficas. Durante la pandemia por el COVID-19 se entregó con su esposa Luisana Lopilato a realizar emisiones en directo a través de sus redes sociales para mantener a la audiencia ocupada y entretenida ofreciendo consejos y tareas domésticas.


Como el verano es largo lo mismo surge otro motivo para evocar momentos documentados sobre música, radio, en fin… lo que tienen Euterpe, las ondas hertzianas y las calurosas noches de agosto…



Comentarios

  1. Eres una caja de sorpresas para mí. Lo he disfrutado
    Luis Rodríguez Olivares

    ResponderEliminar

Publicar un comentario